Seis trucos para desarrollar una campaña de email marketing

Toma nota para dar visibilidad a tu proyecto

Las campañas de email marketing son una gran estrategia de comunicación para los emprendedores porque son fáciles y rápidas de realizar y su coste es mínimo. Además, permite generar una relación de cercanía con los usuarios. Estos son los principales objetivos del desarrollo de una campaña de email marketing:
  • Promocionar un proyecto, producto o servicio.
  • Captar clientes o suscriptores.
  • Fidelizar a los usuarios.
 
Antes de comenzar a desarrollar una campaña de email marketing, se debe analizar si realmente el proyecto encaja en este medio. Una vez que se tenga claro que este tipo de estrategia puede ayudar a generar visibilidad, comienza el proceso de creación de la campaña. Estos son los pasos que se tienen que dar para generar una campaña de email marketing exitosa:
 
 1. Elegir una herramienta para realizar el envío: existen muchas plataformas que permiten generar este tipo de campañas de forma fácil y rápida. Algunas de las más conocidas son: Mailchimp o MailRelay.
 
 2. Generar una base de datos segmentada: cuando se acaba de iniciar un proyecto es normal que no se tenga una base de posibles clientes o usuarios, por eso muchas veces, los emrpendedores recurren al alquiler de bases de datos. Independientemente de que la base de datos sea alquilada o no, es imprescindible que esté segmentada y acotada al tipo de usuarios o clientes a los que se dirija es proyecto. 
 
 3. Tener en cuenta la legislación: hay que estar informado de las leyes que afectan al envío de promociones o comunicaciones a través de correo electrónico. En España hay que prestar atención a la LOPD del 13 de diciembre de 1999 y a la LSSI. 
 
 4. Normas de envío básicas:
  • La cuenta del remitente debe ser real, funcionar en un dominio privado y estar perfectamente identificada.
  • El asunto es una de las claves de una campaña de email marketing, porque es el primer elemento que ven los usuarios y debe incentivar la apertura del correo. Se debe generar un asunto atractivo que destaque sobre el resto de emails y evitar utilizar muchas mayúsculas, símbolos y frases demasiado largas. También es importante huir de los reclamos comerciales.
  • Seleccionar la fecha y la hora del envío: esta elección tiene una gran trascendencia en el resultado final de la campaña. Diversos estudios señalan que el mejor momento para enviar este tipo de emails es de martes a jueves de 12 a 18 horas. Aunque todo dependerá del tipo de público al que vaya dirigida la campaña. 
 
 5. Seleccionar bien el contenido: el cuerpo de texto de un email de este tipo está compuesto por:
  • Una introducción clara y concisa: debe ser una extensión del asunto.
  • El texto argumentativo debe ir directamente a lo esencial, y no andarse por las ramas. Es aconsejable utilizar imágenes y textos para que el contenido sea más atractivo.
  • La llamada a la acción tiene que tener estos requisitos: concisión, claridad y debe redirigir a los usuarios donde toca.

 

 6. Medir los resultados: se debe hacer una vez que ya se haya desarrollado y enviado la campaña, porque es la única forma de saber si se han cumplido los objetivos buscados. Las propias plataformas de envío de estas campañas disponen de herramientas que informan a tiempo real de cuántos usuarios han abierto el correo, si han hecho clic, etc.