Consejos para un crowdfunding de éxito

El crowdfunding se ha convertido en una de las mejores opciones para captar fondos dentro de la emprendeduría social. Los proyectos de interés humano, solidarios y que están enfocados al bienestar de terceros suelen ser los más sensibles a recibir fondos a través de esta técnica de financiación. Si estás pensando en iniciar un crowdfunding para financiar tu futuro proyecto puedes comenzar por echarle un vistazo a los diez consejos que te traemos esta semana. 

 

 

  1. MADRUGA: Mucho antes de que tengas tu proyecto alojado en una plataforma de crowdfunding debes de haber comenzado un proceso de difusión de tu proyecto. Es la mejor manera de sondear su interés y analizar su éxito.  De este modo, el día que lo hagas público, los posibles inversores podrán apoyarlo inmediatamente.

 

  1. VISIBILÍZATE: Es importante que pienses, muy seriamente, en tener un vídeo que apoye visualmente tu proyecto. Es una forma rápida de hacerse entender y de que los inversores tengan motivos para adelantarte su capital.  Por eso tienes que poner empeño en cuidar la imagen del mismo, que sea atractivo y que resuma muy bien el espíritu de lo que estás intentando sacar adelante.

 

  1. CAMPAÑA ONLINE…Y OFFLINE: En cuanto tengas lanzado tu proyecto tienes que invertir mucho tiempo en darlo a conocer. En redes sociales como objetivo principal pero tampoco puedes olvidar comunicarlo por los medios off line a tu alcance. Sondea el interés informativo que tu poyecto pueda tener e intenta ‘venderlo’ como contenido para medios locales. Recuerda: un emprendedor local siempre es noticia. Esa difusión puede ayudarte a conseguir más inversores.

 

  1. CALCULA TU ALCANCE: La ambición sin medida puede llevarte a dar un buen resbalón. No te pongas una meta demasiado alta porque, en primera instancia, lo normal es qu fracases. Es mejor quedarse un poco corto y ajustarse el cinturón que ser muy ambicioso y quedarte a medio camino. Piensa en que un crowdfunding exitoso, con una cifra discreta, es un buen motivo para dar a conocer positivamente tu proyecto y que pueda crecer más y mejor en el futuro aunque el dinero que vayas a recibir de él no sea la cifra que financie por completo tu proyecto.

 

  1. IDENTIFICA A TU NICHO: Es importante que recuerdes al beneficiario final, al que se convertirá en tu cliente y así es como identificarás a la gente interesada en invertir en tu proyecto. Es ahí donde tendrás que hacer una labor más intensa de difusión de tu trabajo porque es ahí donde encontrarás al número más amplio de inversores.

 

  1. SÉ (DE VERDAD) SOLIDARIO: Para recibir hay que dar. Te será más fácil tener éxito en tu crowdfunding sí eres identificado como el inversor solidario de otras campañas de crowdfunding a las que eras ajeno. Si inviertes en los demás es más fácil que inviertan en ti.

 

  1. RECOMPENSAS: Uno de los beneficios para los inversores en un crowdfunding es adquirir alguna ventaja con respecto a los clientes que vendrán después, incluso con los inversores más tardíos. Piensa bien en qué recompensas vas a entregar porque serán cruciales para despertar el interés: ¿Querrán tus inversores una atención personalizada en el futuro o preferirán un beneficio económico mínimo? ¿Incluirás varias recompensas o solo una? Es necesario también que calcules bien porque, en algunos casos, las recompensas mal calculadas puede aniquilar el beneficio futuro de un crowdfunding. Un sistema escalonado de recompensas, por cierto, puede hacer que alguien se decante por invertir más dinero.

 

  1. MIRA EL CALENDARIO: El dinero de los bolsillos fluctúa y una mala elección de fechas puede coger a tus potenciales inversores con las cuentas un poco débiles. Elige muy bien los días en los que, posiblemente, la gente ande mejor de dinero y no le importe cederte una parte. Sería una pena que un buen proyecto se viera lastrado económicamente por este motivo.

 

  1. MANTÉN EL INTERÉS: En los días en los que tengas la campaña activa encárgate de hacer recordatorios y mantener a la gente informada a través de sus correos electrónicos. Que sepan que estás pendiente y atento a todo lo que pasa sin que tengan que ser ellos los que consulten la pági a web del proyecto continuamente.

 

  1. SÉ TRANSPARENTE: La mejor manera de que la gente invierta es no teniendo secretos, ni dando a entender que el proyecto puede sufrir cambios. Ten siempre a mano un buen plan económico, claro y sencillo por si alguien te lo reclama. Muestra la dirección y las decisiones que vas a tomar para que nadie pueda llevarse un chasco y comience una campaña negativa.