Claves para hacer una propuesta de valor

Debe comunicar qué necesidad real está solventando nuestro proyecto

Si estás desarrollando un proyecto, una de las cosas más improtantes que tienes que hacer es elaborar una buena propuesta de valor. Se trata de una definición clara y precisa de tu producto o servicio. En tan solo una línea las personas se tienen que enterar de qué haces y cómo te diferencias de la competencia. Una buena propuesta de valor es fundamental para comunicar bien cualquier proyecto, producto o servicio. A continuación os damos unas claves para que podáis elaborarla:

¿Qué debe contener una propuesta de valor?

  • Indicar cómo tu producto o servicio responde a una necesidad presente en la sociedad.
  • Qué beneficios obtendrá cada usuario si confía en tu producto o servicio.
  • Qué valor aportas y cómo te diferencias de la competencia.
  • Cuánto más breve sea, mejor

 

Elementos que debe incluir una propuesta de valor

  • Un título en el que se describa el beneficio que aportas al usuario.
  • Un subtítulo en el que se detalle a quién se dirige tu producto o servicio y por qué. 
  • Unos puntos que destaquen los beneficios que aporta tu producto o servicio respecto a los que ya existen.
  • Un elemento visual que acompañe al texto y lo enfatice. 

 

¿Qué preguntas debemos hacernos antes de elaborar una propuesta de valor?

  • ¿Qué problema estoy solucionando?
  • ¿Qué necesidad estoy satisfaciendo?

 

Uno de los errores más comunes a la hora de realizar una propuesta de valor, es tratarla como si fuera un eslogan. 'Porque yo lo valgo' es un eslogan y no una propuesta de valor. Además, la simplicidad debe reinar en cualquier propuesta de valor, no hagas frases largas ni llenas de tecnicismos, porque el objetivo es que la gente la entienda a la primera. 

El mensje debe ser verosímil y demostrable, porque sino se conseguirá el efecto contrario: la gente no confiará en tu producto o servicio. En función del campo de acción, una buena fórmula es utilizar encuestas u opiniones de expertos, ya que reforzarás el mensaje que quieres transmitir en la propuesta de valor. 

Esta es una fórmula sencilla que podéis utilizar para elaborarla: “Nuestro [servicio] es el único en el mercado de [categoría] que ofrece [el mayor beneficio]”.