7 películas sobre emprendimiento social

Inspiración para emprendedores

Si necesitas algo de inspiración o motivación para tu proyecto de emprendimiento social, te presentamos siete películas relacionadas con el tema. Algunas basadas en historias reales, otras puramente ficticias y otras documentales, todas nos acercan a protagonistas emprendedores que de una u otra forma están intentando mejorar la sociedad.

Dallas Buyers Club (2013): Dirigida por Jean-Marc Vallée y protagonizada por Matthew McConaughey, Jennifer Garner y Jared Leto, la historia está ambientada a mediados de los ochenta en Estados Unidos y gira entorno a la epidemia de SIDA vivida en esos momentos. Ron Woodroof (McConaughey) es un cowboy drogadicto que descubre que está infectado con el VIH. Debido a la ausencia de medicamentos eficientes en Estados Unidos decide probar suerte con unos tratamientos de México, que empezará a vender a otros enfermos. Esta pequeña empresa que inicia para su beneficio propio acabará ayudando a muchísimos afectados.

Who Cares? (Quem se importa) (2013): Documental dirigido por Mara Mourão sobre diferentes emprendedores sociales del mundo. La película indaga en las razones que les llevaron a iniciar sus empresas, en las ideas que tienen para solucionar problemas globales, y en el impacto real que están generando. Otros documentales de emprendimiento social relacionado con problemas medioambientales son Time to choose (2015) y La hora once (2008).

La extraordinaria historia de Christina Noble (2014): Escrita y dirigida por Stephen Bradley  y basada en hechos reales, la película narra la vida de Christina Nobles, una mujer que superó una infancia difícil en Irlanda y más tarde emigró a Vietnam. Allí, en las calles de Saigón (la actual Ciudad Ho Chi Minh) descubrió su vocación, y se decidió a emprender para mejorar las vidas de los habitantes locales. La película nos muestra la labor que Christina Noble realizó en Vietnam, nos descubre una historia de emprendimiento desconocida, pero muy interesante.

Full Monty (1997): Aunque lo que crean los protagonistas de esta comedia de Peter Cattaneo, no es una empresa, sí que podríamos entenderlo como una situación de emprendimiento social. Debido al cierre de acero de una fábrica de Yorkshire, sus empleados en medio de tal desesperación, deciden organizar un espectáculo de striptease como último recurso para conseguir dinero. Finalmente lo logran: a través de una pequeña idea, ayudan a una comunidad deteriorada con necesidades económicas urgentes, a salir adelante.

101 Dálmatas (1961): El final de este clásico de animación de Disney, refleja una gran iniciativa emprendedora. La película, dirigida por Clyde Geronimi, fue la última película de la productora en la que Walt Disney participó antes de su muerte. Basada en el cuento de Dodie Smith, trata de una pareja londinense, víctimas del robo de todos sus perros. Al acabar, no obstante, los recuperan junto a muchos perros más, y es aquí donde entra en juego el emprendimiento, ya que con el dinero que han ganado tras el éxito de una canción, compran una granja donde criarán a todos los animales.

Dreamcatcher (2015): Este documental nos presenta a Brenda Myers-Powell, fundadora de la organización que da nombre a la película. Brenda es una ex prostituta y drogadicta, que recorre Estados Unidos ayudando a mujeres en riesgo de sufrir la misma vida de la que ella salió. El documental analiza la situación estadounidense respecto al tema, y nos muestra las labores no solo que Brenda, sino también su fundación Dreamcatcher realizan para ayudar a esas mujeres.

Print the legend (La revolución en 3D) (2014): Producida por Netflix, esta película documental nos adentra en la reciente industria de la impresión 3D en Estados Unidos y en los emprendedores que están al frente de ella. Lo que inicialmente se presenta como una industria con un alto potencial social, ya que democratiza la fabricación de productos, descubriremos que también tiene precisamente por esto, sus peligros.