¿Cómo debe ser el equipo de una empresa social?

Hacemos un repaso por sus características imprescindibles.

Si estás pensando en convertirte en emprendedor social y montar una pequeña startup, quizás te interesa conocer de primera mano algunas de las características que un equipo de este tipo de empresas debe tener para lograr el éxito. Para ello hablamos con Miquel Mascort Reig, co-fundador y director de WONGOWIN.

WONGOWIN es una aplicación gracias a la que el vendedor se deshace de un objeto de segunda mano que ya no utiliza, el comprador encuentra gangas solidarias, y las ONGs reciben financiamiento gracias a un porcentaje que dona el vendedor. Busca por tanto, el equilibrio entre la sostenibilidad económica, la ambiental y la social. En base a estas premisas, uno de sus fundadores, nos habla de su equipo, que resume con estas características:

1. Debe contar con los mejores profesionales de cada ámbito. Para él una empresa social no se diferencia demasiado de cualquier empresa. “Queremos a los mejores profesionales para todos los puestos. Es cierto que hay puestos de trabajo que requieren de mayor grado de implicación que otros, pero no dejamos de ser una empresa que tiene que conseguir objetivos económicos y financieros además de objetivos de impacto social. También es verdad que el hecho de ser una empresa con conciencia social hace que nuestras posibilidades de reclutar el mejor talento joven aumenten de forma considerable”.

2. Debe tener visión de futuro. Este equipo debe ser consciente de que “la empresa tiene que ser rentable y que precisamente esta rentabilidad es la que hace posible que exista impacto social y que este impacto pueda ser escalable. Para llegar a todos los objetivos de negocio y sociales hay que realizar multitud de tareas que no todas tienen que ver con la vertiente social. Sin embargo, es bueno que consideren que si las empresas no resuelven problemas sociales probablemente en el futuro no existirán, y por eso está bien que consideren que la visión de nuestra empresa es la adecuada y estén alineados con ella”.

3. Debe ser ético. Mascort confiesa que además que en su caso valoran mucho el nivel de ética de todas las personas que colaboran con la iniciativa, ya sea trabajando de forma interna como externa, proveedores incluso, etc.

4. Multidisciplinar. Un equipo de una startup social necesita tener talentos muy diferentes y complementarios que posibiliten a la misma abarcar mucho más y obtener una gran rentabilidad para poder escalar el proyecto y su impacto social. “Diría que necesitamos tanto gente con grandes dosis de creatividad, como personas con grandes habilidades en las relaciones interpersonales o en tareas más tecnológicas y de laboratorio, no en vano somos una empresa social y tecnológica, etc.”

5. Y creativo. Para finalizar, el fundador de WONGOWIN, apunta que la creatividad es absolutamente necesaria “en la comunicación con los usuarios, clientes, etc. y además en la mejora del proyecto y del producto”. Para él la creatividad es clave en la innovación de negocio y es fundamental contar con una equipo creativo.